DIY – RENOVAR UN TABURETE EN UN PLIS PLAS

Y es que este podría ser uno de los post más fugaces de la historia, ya que ni tan siquiera hice fotos del proceso.

Como siempre, os contaré la historia de la pieza, en este caso un taburete.

 

Hace unos meses, hablando con mi vecina, le contaba que necesitaba materia prima para tunear. En Villa Yonolotiraria ya he tuneado todo lo tuneable! Ella sonrió y apareció con un par de objetos, uno de ellos este taburete.

taburete antes

 

Por lo visto lo pintó de pequeña, al más puro estilo brochazo aquí, brochazo allá y  me quedo tan ancha.

Se lo perdonaremos, ya que desconocemos la edad a la que lo hizo, además recordemos el daño que hizo a toda nuestra generación la serie de TV Punky Brewster, machacando cualquier sentido del gusto a la hora de combinar.

Ahora viene la parte «rara» de este post. Sufro de insomnio y últimamente se ha visto agudizado, así que no es raro que me baje al sótano-taller a las 4 de la mañana, y uno de esos días, con ansia de transformar algo, vi ese taburete en una estantería.

Ni siquiera tenía pensado hacer un post de ello, pero lo que sí hice fue mostrarlo a través de stories de Instagram. No sé qué tal funcionará el invento este de enlazarlos aquí, pero probaremos. Clicka aquí para ver los videos.

El proceso fue de lo más sencillo.

Empecé pintando con aerosol de chalk paint de Pintyplus. Seca en unos minutos y cubre de maravilla con una capa. Cubrí todo el taburete de color Gris Ceniza.

Apliqué, con pasta de modelar de Stampería y una plantilla, el motivo que podréis ver en el resultado final. Es un  mandala y me encanta. Aún estando húmedo le di una pasada muy suave, de nuevo con el spray de color gris.

Cuando secó todo le pasé un poco de lija para que el mandala destacara un poco más, y de paso envejecer el conjunto.

taburete después

 

Como veía todo muy gris opté por pintar las patas con chalk paint blanco. En este caso lo hice con un pincel, que cargaba muy poco de pintura, mi idea era que no quedaran blancas impolutas, si no que se viera un poco el gris que había de base.

Finalmente apliqué cera oscura por todo el conjunto y después lo pulí con un paño de algodón.

Al día siguiente repetí el paso de la cera para darle un aspecto más envejecido y este es el resultado final.

DSC_0913

 

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *