LA VAQUERÍA – LAS SILLAS Y MESA

Han sido días de viajes al pueblo por cosas varias, pero entre ellas tenía pendiente avanzar en La Vaquería. Si recordáis lo último que os enseñé fue cómo pinté las paredes cambiando un 300% su aspecto gracias a la pintura plástica de Bruguer. Podéis ver en este post lo que hicimos clickando aquí.

Han pasado varias semanas y lo había dejado todo bastante patas arriba, pero con el buen tiempo a la familia al completo nos apetece disfrutar de nuestro espacio de “reuniones y eventos”, así que me he puesto las pilas para empezar a reordenar y ultimar detalles, como siempre ayudado de padres, hermanos y cuñados.

Pero os voy a refrescar la memoria con una foto del antes. Del antes de pintar y de hacer nada, donde me exclamaba de lo recargado que estaba todo:

comedor huerta 4

Aunque mi madre, que es la que manda en este espacio, me dio rienda libre para hacer lo que quisiera he ido pactando con ella y respecto a la foto de aquí encima había que atacar:

-Pintar las paredes y techo. Que ya lo hicimos y lo enseñé en el otro post.

-Renovar el aspecto de las sillas. Ese marrón estaba bastante mal pintado y es feucho.

-Dar un meneo a la mesa pintando de nuevo las patas con forja.

-Vaciar la pared de trastos, pero manteniendo los… tridentes? (en mi pueblo se llaman “Forcas”, pero creo que eso es catalán). Son de herencia familiar y tan sagrados como una vaca en India.

 

Así que una vez marcados los objetivos…. al ataque!

Empezaremos por la mesa, más sencillo no pudo ser con el spray forja. Esta mesa os conté que la hizo mi cuñado a partir de un expositor de baldosas al que construyó unas patas. En su día lo pintó con forja negra y quedó una mesa de lo más robusta y original. Pero la pintura ya estaba un pelín deteriorada y es que ha tenido mucho trote.

huertajunio2

Puse unos plásticos bajo las patas y disparé con el spray. En este caso quisimos mantener el aspecto original, pero os chivo que Novasol ha sacado unos colores muy chulos en forja.
huertajunio1

En un par de minutos la mesa ya lucía como nueva.

Era momento de las sillas. Solo tenemos 4 que le regalaron a mi madre hace algunos años, y ella pintó de marrón caca, como buscamos dar luz a la sala consensuamos un color beige, o piedra.

Aunque no fuera del todo necesario opté por dar una imprimación, así aumentamos la resistencia de la pintura que aplicaremos. Además, al ser blanca crea un fondo con el que utilizaremos menos pintura.

huertajunio4

Me preguntáis mucho por el rendimiento de estos sprays, os diré que pinté las 4 sillas con 2 bote de imprimación y 2 de color.

huertajunio12

 

huertajunio3

Quedaron de lo más brillantes!

huertajunio11

Y como eran pocas las sillas pinté también 2 sillas de madera plegables, así quedó el conjunto tuneado:

huertajunio13

Y no nos olvidemos de las “Forcas”.

Tras limpiarlas las dejé al sol, cada una tenía un color diferente y eso me desagradaba un poco.
huertajunio5

Como estaban “puras” de barnices decidí teñirlas, para ello utilicé un tinte de color roble.huertajunio6

El tinte es un producto que se aplica muy facil, seca en minutos y apenas huele. Además es al agua.huertajunio7

Y aunque cada una de las piezas siguió manteniendo su propio tono, quedaron unificadas. Así que a la pared de nuevo, pero ordenadas y gananado protagonismo. Son la pieza que más llama la atención del nuevo comedor.huertajunio8

Hice unos agujeros en la pared e introduje unos tornillos muy largos para que las sujetaran. Me estoy planteando pintar los tornillos con forja también, los veo demasiado “nuevos”.

huertajunio9
Y hasta aquí hemos llegado hoy. Este es el nuevo comedor de La vaquería, mucho más limpio, ordenado visualmente y quizás un poco frío de momento, pero ya vendrá el momento de decorarlo, y por trastos antiguos no será.

Otro día os enseño el mueble de la tv y la pica que hace las veces de “cocina”, pero voy detrás de cambiarle las cortinas y hacer algún pequeño arreglo, pero mientras tanto… la familia ya disfruta del nuevo comedor!

huertajunio15

Ahora sube arriba del post y compara la primera foto con esta última, espero que el cambio te guste tanto como a mí.

7 Comments

  1. Susana

    Ostras esta quedando fantástica!!! Si no le pones nada mas esta perfecta, lo que falta ya lo llenareis con vuestra presencia.
    Jooo que fácil lo haces y que complicado me esta resultando a mi renovar mi habitación

  2. Patxi alai

    Hola Javi. En castellano se llaman horcas, y la pala era para aventar el cereal, pero no se si tiene nombre especifico. Menuda coleccion de “trastos” que tienes. Tendrias que hacer una expo con ellos.

    El resto del trabajo, impresionante. Y se de lo que hablo.

Responder a Vicen Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *