DIY – CÁCTUS/DISCO-DURO

Llevaba tanto tiempo sin pasar por aquí que estaba casi casi a punto de borrar lo de blogger de mi Currículum.

Cuesta mucho eso de compaginar los talleres, los diy´s por encargo y los turnos del hospital, pero esta vez como os chivé por Instagram también ha tenido la culpa del parón unas mini-vacaciones muy renovadoras, así que os debía un post esta semana y aunque sea Sábado ahí va.

 

Odio el desorden con toda mi alma, aunque este no me odia tanto y tiende a apoderarse de mí y nuestra casa. La parte más caótica está en el despachito, donde además de escribir disparo las fotografías  e incluso realizo algún tuneo que requiere de poco espacio.

Me ha dado ultimamente por “disimular” los trastos, y si uno había por ahí bastante feo, pero que necesito siempre a mano es el disco duro del ordenador, donde guardo miles y miles de fotos y post publicados.  Se me ocurrió inventar algo para “adornarlo” y de esa idea nació mi cactus-duro, mezcla de bote de plástico, maceta de barro y disco duro.

 

Estos son los ingredientes principales (el disco duro falta en la foto de familia) disco duro1

Empecé retirando la etiqueta al bote de ColaCao, como sabéis últimamente me ha dado por estos botecitos y es una maravilla trabajar con ellos.discoduro2

Casualmente tenía una maceta de barro que encajaba con el bote a la perfección. Asignada al tuneo quedas!discoduro3

Aproveché para marcar con un permanente hasta donde quedaba hundida. Luego veréis el porqué.
discoduro4

De la raya que había dibujado para arriba hice puntitos equidistantes.

discoduro5

Y me quedó así de extraño el bote.discoduro6

Con mi querido autosense y una broca de las más finitas fui agujereando uno a uno los puntitos. Cuestión de unos 4 minutos, nah!discoduro7

Y una vez listo y agujereado el bote era el momento spray (Dudabais de que en el post no esprayaría? utilicé el basic de Novasol).discoduro8

Cogí unos cuantos palillos redondos y los pinté. No hace falta pintar todo ya que un buen cacho quedará oculto.discoduro10

Y acto seguido, y la pintura del bote seca, era turno de ir metiéndolos uno a uno por los agujericos que habíamos hecho. Tuve taaaan buen ojo que encajaron perfectamente sin necesidad de adhesivo ni nada.discoduro9

Como lo que  quería era pasar un cable gordote y su conexión por el “culo” de la maceta tenía que hacer el agujero de drenaje más grande, eso lo hice de nuevo con el taladro, y aunque no las tenía todas me vino de maravilla.discoduro11

Hice el agujero justo para que pasara la conexión usb.discoduro12

El resto os lo podéis imaginar: meter el disco duro en el interior del bote, conectarlo al cable y recolocar el cactus en su maceta.
discoduro13

 

Me ha quedado el disco duro más punky del mundo, o lo que es lo mismo el cáctus con más memoria jamás conocido 😉

Y no me tengo que preocupar por su aspecto, es tan divertido y simpático que ya no me molesta verlo sobre la mesa.CACTUS DISCO DURO

 

Si te ha gustado me haría muy muy feliz que compartieras en las redes sociales, que para eso estamos.

 

¡Bendiciones buenas noches!

8 Comments

  1. Mª del Carmen Rabuñal Barrientos

    Me ha encantado la conversión, tan sencilla, pero al mismo tiempo tan creativa e inteligente, Hay que ser un manitas para hacer eso… Es admirable como le encuentras utilidad a todo. 
    Así por lo bajito, para que nadie se entere, yo también guardo todo y después siempre encuentro el lugar para usarlo.

    Saludos,
    Carmen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *