DIY – DE BOLSA DE BASURA A RECIPIENTE

En el tuneo de hoy utilizaremos un material que toooooodos tenemos en casa.

BOLSAS DE BASURA.

En mi caso he utilizado la bolsa más famosa, antigoteras y consciente con nuestro medio ambiente (en mi cabezota resuena el famoso spot de la bolsa cantarina)

Tengo diferentes bolsas, uno es muy friki y las compra aromatizadas para el baño, amarillas para los envases o incluso sacos de jardinería, que al ser más resistentes no se agujerean con las ramas. Como todo el mundo tengo mis marcas de referencia que no sustituyo por marca blanca, y en el caso de las bolsas las Handy Bag me conquistaron desde el día que tuve que dejar de fregar el ascensor debido a “pérdidas malolientes”.

Total, que el otro día ordenando el armario de la limpieza el colorido de las bolsas me guiñó un ojito y enseguida me vino a la cabeza un posible tuneo.

Veréis que he utilzado un secador ultrasónico, bueno, en realidad es el secador de decapar que es el que tenía más a mano, pero si os animáis a hacer este DIY os servirá vuestro secador habitual.

 

Los materiales son mínimos:

-Un par de recipientes, en este caso dos pequeños cuencos de plástico.

-El secador ultrasónico.

-Bolsas. Como decía he utilizado diferentes tipos por su color.

-Tijera

 

hb2

Empezamos recortando cuadrados (o triángulos, o círculos, heptágonos … o lo que nos venga de gusto)


hb3

 

Para las primeras capas utilizaremos tiras más largas, en la siguiente foto lo entenderéis.
hb4

 

Intentaremos “cubrir” el cuenco en su totalidad. En mi caso con un par de tiras grandes lo conseguí.

Remetemos por dentro el sobrante.
hb5

Empieza la magia, con el secador iremos dando calor a las bolsas para que se fundan. Hay que vigilar de no pasarse ya que se agujerean, aunque quizás sea ese el toque que busquemos.

hb6

Nos tiene que quedar algo así. Hay que cuidar de no quemarse, ya que el plástico coge temperatura.
hb7

Y así seguiremos con el resto de bolsas. En este caso como decía al principio buscaba un resultado desenfadado, así que alternando bolsas y requemando algunas con el secador para provocar agujeros consigo esta especie de collage.

hb9

 

Cuando ya creemos que hemos terminado lo volteamos y recortamos los sobrantes para poder retirar el molde.

En este caso para enfriar rapidamenmte todas las capas de plástico lo puse bajo el grifo con agua fría, así se solidifica rapidamente y es más fácil de desmoldar.hb10

Como hice dos y ultimamente me ha dado por llenar de plantas mi vida opté por convertirlas en minimacetas, haciéndoles un pequeño agujero por el fondo.

(ahora me doy cuenta que se coló una hormiga en la foto, busca busca, que ganas de chupar cámara la tía!)hb12 hb13

Espero que os haya gustado el nuevo uso buscado a unas bolsas de basura.
Recordad que con este DIY también podéis improvisar vasos y platos desechables para fiestas o como en caso de emergencia: antigoteras, resistente y consciente con el medio ambiente 😉

1 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *