DIY – BOLSITAS PARA ARROZ (BODA)



Últimamente las bodas me persiguen, y oye, le estoy pillando el gusto!

Como os comenté en  Instagram  Abel y Verónica confiaron en mí para hacer cuatro chorradas y yo encantadísimo empecé a vomitar un brainstorming con el que enseguida me los gané.

Fueron varios los detalles, sobretodo diseño gráfico, pero algunas de mis propuestas iban más allá, como el DIY de hoy.

Ellos querían poner bolsitas con arroz, típico. Me comentaron lo de las bolsas esas de tul que venden en bazares, pero no sé por qué pero las veo demasiado ñoñas y ellos no son para nada así.

Quería algo más  desenfadado, y se me ocurrió esto:

 

Empecé diseñando unas etiquetas que seguían la línea del diseño de todo el resto de la boda, es decir, a juego con minutas, meseros, sitting plan (o como narices se diga), los nombres de los invitados y las tarjetas de los detalles.

Jugamos mucho con la pizarra y la tiza tan típica de los bares, y es que los novios (y muchísimos de los invitados) están muy vinculados con la hostelería.

 

Una vez diseñado lo maqueté para que salieran varios por folio y lo llevé a mi imprenta de cabecera para que lo imprimieran en papel adhesivo.  Lo bueno de hacer estas cosas uno mismo es que te ahorras un pico.
arroz1

Tijera  y cúter en mano me entretuve a recortar todas y cada una de las etiquetas, un total de 200!

Un rato más tarde y un callo más en la mano izquierda ya lo tenía listo para pegar.

arroz2

 

Las bolsitas las compré en un bazar. 75ct las 30 uds: tirao! Además lleva una tira autoadhesiva.

arroz3

 

Así que lo siguiente era “tunear” las bolsas añadiendo las 2 etiquetas que yo había diseñado. En una el logo de los novios con la fecha y en la otra cara las instrucciones de uso del arroz (el día de la boda fue muy gracioso la cara que ponían los invitados).

arroz4

Y otro ratito pegando las pegatinas a las bolsas.

 

Llegado este momento las bolsas pasaron a la madre de la novia, que las rellenó con arroz lavado (así no mancha la ropa oscura, este truco me lo explicó la novia).

Se puede lavar con agua templada y después dejarlo bien extendido al sol, es muy importante que esté bien seco antes de embolsarlo.

arroz9

Y el día de la boda me los encontré así de bonicos ya llenos.

arroz6

arroz7

Y como soy muy aplicado y estuve desde las 11 de la mañana con mi compi de hazaña Urgain me dio tiempo a dejar una bolsita lista en cada uno de los asientos de la ceremonia. Además pinté una caja de vino y puse en ella las bolsas que sobraron, así los invitados que se quedaron de pie también podían autoservirse del arroz.
arroz8

Reí mucho cotilleando el momento en el que los invitados tomaban el arroz en sus manos.

Comentarios como:

-Mierda, yo se lo quería tirar con la bolsa, pero en las instrucciones no deja.

-Anda que mono.

-Pues yo me llevo uno de recuerdo (mientras guardaba el arroz en un mini bolso tamaño Gnomo).

-Sí guárdalo para la paella del Domingo le decía otro.

 

En fín, que hubieron más detalles ese día, pero poco a poco iré desvelando, como por ejemplo que pintaron 100 latas de tomate tamaño XXL en la boda.

 

Si os ha gustado no dudéis en compartir a través de las Redes sociales, etiquetando a futuros novios.

Y si no tenéis destreza para hacerlo vosotros mismos no dudéis en escribirme y hablamos de ello.

 

 

 

2 Comments

  1. sandra mayninetes

    Ayyyyy pero como me encanta la idea!!!! Ha quedado chulisimo!!! Me hubiese venido ideal para la boda q fui este verano….que la verdad,  la bolsa deb1kg de arroz no quedaba muy fino, la verdad….
    Ahhh y lo que no sepa una madre!!!!! Genial el truco de lavar el arroz!!!!!

  2. Andrea- Alquimia Deco

    Me encanta el detalle Javi!!!, la verdad es que tenían que estar super contentos con eso, y si bien es cierto, con lo bonito que te quedo creo que tenía que dar hasta penita tirarlo!!!!.
    Que pases una feliz semana y si puedo (que casi seguro que si) nos vemos el sábado en Servei Estacio!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *