La Casa Ronald Mc Donald de Barcelona y yonolotiraria

El otro día recibí un mail «diferente».

No hablaba de tuneos, ni pedía consejo para renovar un mueble. 
Tuve que releerlo varias veces.
Ese mail hablaba de un lugar mágico, donde se lucha contra monstruos sin perder la sonrisa. 
Un lugar mágico donde  se trabaja por una buena causa, y se devuelve la felicidad.
Un lugar en el que además se recicla.
En definitiva es un lugar-hogar. 
Me escribió Gisela, la coordinadora de la Casa  Ronald Mc Donald de Barcelona,  proyecto que depende de la Fundación Infantil Ronald McDonald. Sí, seguramente te acaba de pasar por la cabeza ese payaso colorido que ameniza a los niños mientras comen hamburguesas. Podemos tener nuestros prejuicios con la marca, pero apartémolos dejando paso a la magia.
Ese payaso es especial y de eso quiero hablaros. 
Detrás de él se esconde la Fundación solidaria que acoge a familias enteras mientras sus niños son tratados de «monstruos» en hospitales. Esos monstruos pueden causar el ingreso del niño un día, una semana o meses, y desde la Casa se lucha por no separar a la familia y lograr que estén unidos, cómodos y respaldados durante el tratamiento «anti-monstruos». Como dice su lema son UN HOGAR FUERA DEL HOGAR.
Quise conocer mejor el proyecto, como dice Gisela son unos desconocidos que por desgracia no conoces hasta que te toca vivirlo. 
Cogí el coche y enfilé el camino hasta la Casa Ronald McDonald Barcelona , en un punto estratégico entre 2 hospitales de referencia (de ahí la foto de cabecera del post, donde aparezco con Josep, que me acompañó encantado).  Nada más llegar ahí estaba Gisela esperándonos. Nos explicó cuatro cosas y algunas «normas» de la Casa.
Ahí no se trata a los niños como enfermos, si no como lo que son: niños. 
Ellos son felices y juegan por los pasillos, con los ordenadores, hacen talleres, ven la televisión, estudian, conviven con otros niños… 
De hecho se lo pasan bomba y viven una especie de campamento de verano mientras están ahí, olvidando los malos ratos que pasan en el hospital. Voluntarios y coordinadores se encargan de ello. Además reciben visitas de futbolistas, músicos, magos… incluso algún blogger 😉

Quizás estoy demasiado acostumbrado al ámbito hospitalario, y más o menos me imaginaba eso cuando me pincelaron la fundación. Por suerte para nada me acercaba a la realidad. Ahí no hay salas de curas ni batas blancas. Ahí hay familias en su hogar y voluntarios que trabajan por entretener, arrancar sonrisas y ayudar tanto a padres como niños.
Las instalaciones están capacitadas para acoger hasta a 15 familias a la vez, en habitaciones con capacidad máxima de 6 personas.
En las zonas comunitarias hay una cocina inmensa, comedor, 2 salas de tv, ludoteca, lavandería… 
 
 
 
 
Además zonas exteriores y un parque infantil inmenso para que los niños jueguen  al aire libre (play game?).
Un detalle que me llamó la atención: los niños, cuyo tratamiento se lo permite,  también tienen profe y unas horas a la semana «van al cole» sin salir de la casa!
No nos olvidemos que la casa acoge a la familia entera, así que los hermanitos también pueden ir a la escuela gracias a un convenio con un colegio cercano.
UN LUJO DE ORGANIZACIÓN!
Y ahora que ya os he hablado un poco de todo lo que me encontré el otro día en mi visita a la Casa es momento de desvelaros el porqué de mi implicación con la causa:
YONOLOTIRARIA COLABORARÁ CON LA CASA EN SU 13 ANIVERSARIO!!!
Este cumpleaños será el 11 de Abril de 2015. Aún falta terminar de perfilar el acto, pero os puedo adelantar que habrá música, diversión, talleres para los peques, los papis, las mamis… más adelante os lo explicaré en otro post.
Emocionado perdido salí de la casa, aún me dura, y solo puedo dar las gracias al gerente y la coordinadorapor implicarme en todo esto! 
También tengo una misión. Aprovechando que sois muchos los que pasáis por aquí o por las redes sociales os quiero pedir un favor: dar difusión de la causa. 
No es un buen trago tener un niño luchando contra la enfermedad. Además imaginaros lo que puede suponer económicamente trasladarse a la ciudad para recibir el tratamiento. La Casa no cobra a las familias, así que os pido que difundáis esta información. Yo por mi parte utilizaré todos los canales posibles y hablaré de ello a mis compañeros del servicio de pediatría del hospital donde trabajo.
El simple hecho de ayudar a una sola familia me hará feliz… os sumáis al reto? Creo en el Karma, y tú?

Image and video hosting by TinyPic

14 Comments

  1. sandry

    Qué bonito!!! no sabia de la existencia de esta organización pero voy a ponerme a investigar ya mismo… sabes si hay alguna forma de ayudar a las familias (si organizan ventas solidarias, actos, etc…)?? Si es así me encantaría participar en este proyecto.

    Un besazo!!!

  2. Washi Mar

    Hay que ver la de cosas que nos cuentas, es fantástico que almenos algunas familias puedan disfrutar de esa casa!
    Esperando a ver que preparas para ese día tan especial.
    Es genial que a los peques les visiten bloggers famosos, jeje
    Un besote!

  3. mayninetes

    Genial!!!! Ya he compartido y estoy deseando ver en que consiste el proyecto para ver si puedo colaborar de alguna otra forma. Como dices, yo tb estoy acostumbrada a vivir estas situaciones con bata blanca( aunque no trabajo con niños) y poder ayidar de una forma mas amena, siempre es tentador!
    Felicccidades a la. Gente que hace. Todo esto. Posible!!!!!

  4. Rody M

    Hola. Menos mal que en el Mundo aún hay gente entregada a las buenas inicativas, gente generosa, gente que cree en el futuro que es lo que representan los niños. De deformación profesional me viene aquello de construir, pero filosofando llegué a la conclusión de que todo lo que se construye debería adornar nuestras vidas; esta casa que enseñas, seguro que decora y llena de luz la vida de esos niños que sienten y padecen lo inimaginable; y seguro que sus padres agradecen ese apoyo y servicio infinitamente. Bravo por una iniciativa tan buena.
    Si necesitáis mi colaboración, contad conmigo.
    Un saludo.

    RODY

Responder a Ana Casas Casas Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *