Protegiéndonos del frío sellando ventanas

Que fresquíbiri!!!!
Desde que nos decidimos a pasar parte del invierno en el #apartamentitoyonolotiraria sabíamos que había un aspecto importante a atacar: EL FRÍO!!!
Si ya en la casa del pueblo os enseñé en su día un truquillo a base de estores enrrollables hoy os mostraré cómo hemos aislado las viejas ventanas del piso.
Con espuma adhesiva de Leroy (unos cuantos rollos, tenemos 5 ventanas y 4 ventanales) Josep se entretuvo a ir colocando la espuma en los marcos.
El paso a paso no tiene ningún misterio, pero si tenemos en cuenta que por culpa de las ventanas que no ajustan del todo bien se escapa una gran cantidad de calor… Se merece un post!
Además en los días de mucho viento sentíamos la corriente pasar por delante de nuestra nariz, por no hablar de las cortinas que bailan cual misterio digno de cuarto milenio.
Así pues, una vez compradas las espumas era momento de reunir materiales.
 
Pues sí, no hay más material que un papel (o bayeta) para limpiar a conciencia la ventana de restos de polvo.
Nosotros primero pasamos la bayeta mojada con agua y jabón y después secábamos con el papel.
La espuma adhesiva la pondremos alrededor de todo el marco, para sellar la junta entra las hojas de la ventana y el marco, pero también pondremos una tira en la unión entre las 2 hojas cuando cierran. Vendría a ser la zona que aparece limpiando Josep en la foto superior.
Para trabajar mejor empezaremos de arriba e iremos presionando con los dedos para que se fije correctamente.
Si nos equivocáramos se puede retirar. NO PROBLEM!
Y se puede cortar con los dedos!!! aunque eso sí, Josep es muy pulido y lo prefiere hacer con tijera.
Y seguimos, seguimos, seguimos…. hasta rodear todo el marco!
 
Parece una tontería, pero se nota y…. MUCHO! 
Por otro lado utilizo truqillos de los de toda la vida, como abrir bien las persianas y cortinas cuando pega el sol y cerrarlo todo en cuanto se esconde.
Ah! y mi batín de marujo, ese no me lo despego desde que entro por la puerta hasta que salgo.

Image and video hosting by TinyPic

4 Comments

    1. Sara Torregrosa

      Si te pasa como en mi casa, que la puerta tiene "demasiado" hueco por abajo, y se escapa todo el calor y ya no te cuento el fresquito que entra, puedes hacerte (o comprar ya hecho) un rulo de tela, relleno por ejemplo, de arroz, un poco más alto que el hueco. Lo pones en la parte de dentro, y al menos la corriente la quita. En los laterales sí que se puede usar la espuma, pues es como el caso de las ventanas.

      En las correderas tendrías que ver por dónde se cuela el aire/frío, si por la parte "corredera" en sí, o por los marcos. Si son los marcos, se pueden sellar con silicona, repasando todos los cantos. Si es la parte de la hoja, ya lo veo más complicado.

Responder a Mi Jardín de Retales Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *