Antes de que se acabe el otoño… escápate!

Sin duda el otoño es una de las estaciones en las que Josep y yo más “nos escapamos”.
En alguna ocasión os he hablado de rincones especiales a los que voy habitualmente, pero hoy, como buen aragonés os hablaré de un lugar especial en mi tierra: PANTICOSA!
Hasta ahora nos tocaba viajar en mi pequeño escarabajo.
Os podría contar peripecias poniendo cadenas para llegar hasta el balneario de Panticosa, también de algún resbalón con placas de hielo o de puertos cortados y sí, aunque sea otoño la nieve ya inunda mi rincón favorito.
Tras un pequeño viaje de unas 2 horas nos plantamos hasta el pueblo de Panticosa, pero para llegar al alojamiento hemos de subir una serpenteante carretera en la que te parece imposible que pueda existir “algo”.
A más de 1600 metros de altura te plantas frente al hotel-balneario, donde reina la calma y el frío te obliga a descargar las maletas a la velocidad de la luz.
Pero no creáis que se trata de un lugar nuevo, ya que el “complejo” tiene más de 100 años y en él hay incluso un casino.
Por otro lado sí tenemos la modernidad representada en el balneario, diseñado recientemente por Belén Moneo y Jeff Brock, donde las instalaciones nos quitarán el hipo y podremos incluso bañarnos al aire libre rodeados de nieve, todo un lujo!
Dacia me pide que os hable de un rincón al que escaparse en la recta final del otoño, un rincón en el que podamos disfrutar del Dacia Sandero y sus prestaciones de las  que ya os he hablado en otras ocasiones, entre las cuales  hoy podria resaltar su navegador GPS integrado, ya que aunque nos encanta perdernos por la montaña no está de más encontrarse de vez en cuando :)
Se me ocurre que ya puestos ha hablar de mi rincón favorito no podía dejar pasar mis recomendaciones, tales como rutas a caballo, el parque nacional de Ordesa, la ciudadela de Jaca , el monasterio de San Juan de la Peña, etc.
Y es que no nos olvidemos que estamos en el Pirineo, lo que en el mapa se ve “a tiro de piedra” en coche por las retorcidas carreteras se puede convertir en un viaje de una hora, así que lo mejor es viajar en un vehículo bien equipado y con buenas prestaciones para afrontar el paseo, disfrutando de unas vistas espectaculares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *