Velas personalizadas con servilletas

Hoy os traigo un tutorial muy, pero que muy sencillo.

Me encantan las velas.
Siempre que vamos a Ikea Josep dice:
-Se pensarán que no tenemos luz en casa.
Y es que no concibo la decoración sin ellas:
De colores para combinar con cuadros y textiles.
También aromáticas para el comedor o los baños.
Con formas bonitas para simplemente adornar una estantería.
Etc.
Fue mientras montaba mi mesa del despachito, ese del que últimamente os hablo tanto, que pensé que faltaba una vela decorativa. 
Harto de las típicas de cristal pensé que era momento de tunear una, y enseguida me vino a la cabeza un tuneo visto en el colegio a una monja que se desvivía por las manualidades.
Total, que compré un par de velas, de esas de iglesia (por no decir cementerio) que vienen protegidas por un plástico rojo. 
Reuní mis servilletas favoritas.
Y me puse manos a la obra.
Os puedo asegurar que en menos de 20 minutos tenía el tutorial listo.
Lo vemos?
Como siempre empezaremos con los materiales:
Lo primero fue separar las 3 capas de celulosa que componen la servilleta. Nos quedamos con la estampada. Entonces tomando la vela como medida cortamos el trozo necesario.
Probamos que el trozo recortado se ajuste lo máximo posible. Si hubiera que recortar este es el momento.
Encendemos una vela.
Nos ponemos en “modo yonki” y calentamos una cuchara por la parte interior. Es importante que sea por ese lado, ya que la llama puede “enmascarar” la cuchara y eso ensuciaría nuestro trabajo.
Sujetamos la servilleta a la vela con los dedos y empezamos a deslizar la cuchara caliente sobre ella. Se irá derritiendo la cera adhiriendo al instante el papel. La manera de hacer este paso es haciendo pequeñas zonas con movimientos circulares. No hay que presionar ni dejar la cuchara quieta en un mismo lugar, ya que si no se harán “muescas”.
Una vez toda la servilleta pegada a la vela podemos repetir el paso de la cuchara caliente por toda la vela para que el papel quede más encerado. 
Finalmente con un paño de algodón frotaremos enérgicamente por toda la vela para sacar brillo.
Este tuneo engancha, y veréis las grandes posiblidades que os ofrece por un coste bajísimo.Se me ocurre que los que celebréis Halloween podéis decorar la mesa con terroríficas velas o de cara a las navidades crear centros con ellas.
Como os decía yo ya tengo mi mesa del despacho un poco más alegre. Opté por hacer un par de velas, una en negro y añadí otra en azul para dar vidilla al conjunto.

Image and video hosting by TinyPic

12 Comments

  1. Pepe Oliva

    Madre mía!!!
    No querrás salir del riconcitoooo!!!

    Me gustó mucho esta técnica, tan fácil y queda taaaan bien.
    Yo la hice, pero con la punta de la plancha, a baja temperatura.
    Me daba un poco de miedo como quedaría después la plancha, pero nada, chico, pasándola después por un papel de cocina, quedó perfecto.

    1. Javi yonolotiraria

      Pos chico, alguna vez tengo q salir del rinconcito, pero no te creas tú, es mi guarida, y no sabes lo agustico que estoy.
      Esto de la plancha lo había escuchado también, pero por no pifiarla y cargarme nada opté por el "modo yonki". La próxima lo haré como tú dices.
      Merci pepitu!

    1. Javi yonolotiraria

      Buff, las servilletas chulas son mi perdición: ikea, zara home, hm home, casa, etc. En cualquier lugar las encuentro y tengo que hacerme con alguna. Como ves luego se pueden aplicar a muebles, pequeños detalles, velas…. vamos que es algo tan básico!!!!
      anímate y verás que divertido este tuneo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *