La puerta de tienda. Reparación a fondo

 

Hoy el tuneo no es en casa ni en el apartamento. Hoy toca la tienda.

Para más INRI no seré yo quién tunee, si no la empresa Reparalia, a los cuales tuve el gustazo de conocer como marca en  el evento madrileño que participé hace unas semanas.
La cuestíón es que Josep, en su tienda tiene una puerta trasera que da al patio comunitario de las viviendas, y esta tenía más trote que el caballo de John Wayne, tanto que en algunos trozos ni siquiera tenía marco, fruto de la putrefacción de la madera.
Para que os hagáis una idea aquí tenéis las fotos de la puerta del delito:
Total, que a la hora de repararla decidimos optar por un profesional, ya que había curro y queríamos que quedara perfecto. 
En un principio buscamos entre los anuncios de  la revista local, pero una clienta de Josep nos habló de una mala experiencia que tuvo con un supuesto profesional. Así que en busca de un buen pintor contacté con Reparalia.
Y vaya que si lo encontramos!!!
Y no solo uno, si no que además fueron 2. El «jefe» con más de 42 años de experiencia, todo un maestro.
Además la marca trabaja con profesionales de la zona, y en este caso eran de muy cerquita. 
Puntuales como ninguno a la hora en punto se presentaron y no perdieron el tiempo: En unas pocas horas repararon la puerta, dejándola como nueva. 

Además yo estuve en todo momento pegado como una lapa a ellos empapándome de sus conocimientos, que los tíos muy majetes decidieron compartir conmigo.

– A nosotros nos gusta explicar lo que hacemos, así que pregunta. -Me dijo el chaval.
Pues vaya que si pregunté! Barra libre de preguntas y respuestas!!!!
Y para compartir con vosotros el proceso de cómo devolvieron su esplendor a la P*** puerta hice un pequeño reportaje, a ver si alguno tiene narices a conseguir lo que hicieron ellos.
Primero empezaron con la rasqueta, quitando los pegotes más grandes de masilla que habían saltado.

Lo siguiente fue trabajo de lija. Nosotros preocupados por el polvo (es la parte de atrás de la tienda, no nos podíamos permitir que empezara a entrar una nube de polvo por todo), pero ellos, muy pulidos sacaron su super-aspirador y no se levantó ni una mota!
Tras lijar enmasillaron «lo más gordo» y secaron con secador profesional.
Una vez seca la masilla «gruesa» la lijaron de nuevo y aplicaron una masillas más fina por toda la puerta.
Oooootra vez a lijar y la puerta quedó tan lisa como un cristal!
Una vez el trabajo de masilla listo era momento de pintura. 
No podíamos elegir el color, ya que la comunidad tiene un color estándar para estas cosas: gris medio de titanlux.
Optamos por el acabado brillante, aunque ahora me arrepiento ya que ha quedado demasiado «reluciente». 
Mientras uno pintaba la puerta el otro se entretenía con el marco (que debo decir que quedó mejor que nuevo, otra obra de arte).
Y una vez seca y tras el consiguiente aprobado de todos los vecinos de la comunidad (y más de una admiración, para que negarlo) así es como quedó nuestra nueva-vieja puerta ya tuneada. Todo un trabajo de chinos que para ellos resultó una «chapuza» más.
 Y aquí el detalle del marco, ESPECTACULAR!!!!!

Image and video hosting by TinyPic

2 Comments

  1. Reparalia

    ¡Hola Javi! Nos encantan las fotos, nos encanta tu espíritu manitas de eterno aprendiz, nos encanta que seas como una esponja.

    Nosotros mismos nos quedamos también impresionados a veces de las cosas que son capaces de reparar y recuperar nuestros profesionales. ¡Y mira que son años viéndoles hacer milagros con los elementos más dañados de muchas casas!

    Gracias a ti y gracias a ellos por ser tan buenos y tan dedicados, que hacéis todos honor al grandioso motto de tu página: ¡yo no lo tiraría!

    Un abrazo y a disfrutar por muchísimo tiempo la puerta "nueva" 😉

Responder a Reparalia Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *