Reparalia Workshop DIY.

 Si ayer os hablaba de huertos urbanos hoy es momento de contaros mi experiencia del pasado sábado 7 de Junio con Reparalia.
Nos invitaron a un Workshop DIY (o lo que viene a ser un encuentro donde íbamos a aprender a utilizar diferentes técnicas de pintura y trucos, todo en un lugar flipante, como es el Espacio Mood de Malasaña).
Yo, que era el que iba de más lejos y tengo puntualidad inglesa llegué antes de lo previsto, y fui testigo de los preparativos de última hora. Todos corrían para que estuviera todo perfecto, y yo me senté a observarlos.
Poco a poco fueron llegando el resto de participantes en el acto:
Sergio y Alicia de Home Sapiens, Belén (belenmartin.com), Carolina (Comodoos Interiores), María (Decor&Me), Rocío y Auxi (Bonitismos),  Sonia (El Rincón de Sonia) y Virginia de Virlova Style, además de Ana, trabajadora de Reparalia, y Marta en representación de Pinturas Bruguer.
Ahi también estaban los artífices de todo esto, como el hombre pájaro que twitteó todo movimiento detectado en la sala bajo el hastag #reparaliadiy. Cátia, David (aunque yo le veo cara de Alejandro, que quieres que te diga) y Macarena, del departamento de comunicación de Reparalia y Chema, que gracias a él os puedo mostrar estas fotos.
Antes de arrancar nos ofrecieron un desayuno. Cupcakes con el logo de la marca. También habían con los logos de los blogger, os lo enseñé por Instagram.
 
Una vez el estómago lleno, y con el café despertándonos nos enfudamos en unos monos de trabajo. Bromeamos bastante con nuestro aspecto, mezcla de astronauta y cazafantasmas, pero… que guapos estábamos!!!
Aquí nos podéis ver a todos ya listos para empezar!

Para conocernos un poco mejor nos pusimos nuestros nombres en el uniforme de trabajo, me sentí como cuando iba al colegio, solo que esta vez no fue mi madre quien bordó el nombre 😉
 
Y manos a la obra!!!
Aprendimos cómo crear un falso estuco, como pintar con textura metalizada y a utilizar pinturas de pizarra de colores.
Reímos un montón, es curioso, pero utilizando todos los mismos materiales y técnicas nos quedaron cosas muy dispares.
El pobre Javi, el profesor empezó un poco asustado (bueno, él dijo acojonado) pero al cabo de un rato se soltó, regalándonos sus conocimientos. Además le podíamos preguntar lo que quisiéramos de pintura que él nos sabía responder (aproveché la ocasión).
EJEMPLO:
Yo: Oye profe, al pintar una pared hay que seguir todo el rato la misma dirección o hay que pintar como un loco sin seguir un orden.
Profe: Hay que seguir la misma dirección.
Yo: (con aire triunfal). Pues que alguien le diga a la tía del decogarden que lo hace mal!
Mientras pintábamos aproveché para hablar de decoración con Carolina de Comodoos, que es una gran decoradora y me aconsejó bastante bien en algunas dudas decorativas (aunque no me quería cambiar los colores de las pinturas ¬¬)
 
 
Mientras tanto, fuera del local había un concurso montado en el que te habías de hacer el selfie más original para poder ganar que Reparalia te pinte una habitación de tu casa.
 
 Y dentro seguíamos trabajando.
Pintamos macetas con pintura de pizarra, empezamos todos muy modosos y enseguida la cosa se lió tirando por la vena artística.
 
Y esta es la foto de familia con las macetas ya tuneadas.
 
Debo felicitar a los organizadores del acto, que aunque en esta foto no están todos me ha parecido divertida. Javi es un tío muy majete, mirad como lo ataca Catia!
 
 Y una vez acabó el acto comimos y charlamos ya de una manera más distendida. 
Antes de irnos nos tenían una sorpresa, así que tras una pequeña despedida nos dieron una bolsa con algún juguete de goma (a mi sobrino le encantó el martillo), merchandising y una peazo de ReparaliaBox, que es una caja de esas que tan de moda están pero no ofrece restaurantes o saltos en paracaidas, si no servicio de reparación a domicilio!!! Aún estoy pensando que les voy a encargar, si cambiar unos enchufes, reparar una persiana o abrir algún punto de luz, ofrecen tanta variedad!
 
Y del evento me quedo con esta foto, no por lo guapo que salgo (que no es así) si no por lo curioso de ella, es la foto de mi foto en Instagram , a Chema el fotógrafo no se le escapó nada! (Miedo me da cuando veamos el vídeo que también nos hicieron, ese chico nos grababa en toooooodo momento) Además si os fijáis en la foto sale también Javi, el profe con una mano en la cabeza… se tendría que tomar un ibuprofeno para el dolor de cabeza al llegar a casa?



Salí muy cansado del evento, tanto madrugar empezaba a hacer mella,  pero aún tuve tiempo de visitar DecorAcción, en el barrio de las letras y dar un paseo por el retiro, así que no tengo palabras para dar las gracias a la gente de Reparalia, por majos, simpáticos y cuidar tanto a los bloggers.
Image and video hosting by TinyPic

3 Comments

Responder a Pepe Oliva Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *