De dos mesas Lack a una… FASHION?

Esta no es la primera vez que aparece una mesita Lack en yonolotiraria.
Cuando estábamos en proceso de «amueblar sin gastar» se nos cruzaron estas mesitas en nuestro camino y nos volvimos locos con ellas, si no recuerdo mal entonces nos costaron 3,99€ cada una y nos sacaron de más de un apuro en el comedor y los dormitorios de invitados. Ahora, redactando este post me doy cuenta de algo:  Muy mal señores de Ikea, las habéis subido de precio pillines! 
Tal y como hemos ido avanzando en la decoración se han sustituido por otras piezas y estas han pasado a un segundo plano, siendo ahora el fondo de la mayoría de mis fotos (si no te lo crees, mira el post donde expliqué cómo lo hago).
Las pobres llevan ya unos añitos con nosotros y están golpeadas por todos lados, no hay que olvidar su bajo precio, y eso por algún lado se tiene que notar, así que con tanto «desconchón» ya no me servían ni para las fotos, así que de unas semanas para aquí «molestaban», ya que ocupan espacio.

-Me niego a tirarlas- Me decía autoconvenciéndome. Mi labor en este mundo es no tirar nada.
Así que pensé que quizás debería tunearlas, pero seguirían estando ahí, ocupando espacio.
SOLUCIÓN!
Unificarlas y de dos hacer una!
Fue un tuneo de unos pocos minutos, os lo aseguro. Aquí tenéis el paso a paso.
Esta es una de las mesas lack, concretamente la que estaba mejor. La limpiamos bien a fondo (tienden a amarillear, así que le dí con bastante amoniaco).
Y esta sería la otra, de la que solo aprovecharemos el «sobre» o parte superior.
Empezamos desmontando las patas de la que solo aprovecharemos el sobre. Es una labor muy laboriosa, por lo menos 2 minutos desenroscando 😉
 
Entonces tenemos: una mesa lack completa y el cuadrado de madera de otra. Las patas las podemos guardar para cualquier otro tuneo.
Como le decía el otro día a una amiga la pistola de silicona ha cambiado mi vida, y no me compliqué para unir las 2 partes. Unos buenos disparos de cola en las patas de la mesa y acto seguido colocar el cuadrado. Se presiona unos segundo y ya queda fuerte. Os aseguro que es resistente, ya que hice la prueba levantando la mesita y no se despegó.
 
Con los pasos anteriores nos quedará una especie de cubo mesita, que ya poco tiene que ver con la típica lack. 
Como yo tiro pa´lo útil he optado por añadir ruedas. Desde que probé las ruedas de Leroy en mi mesita-caja de fruta las pondría por todos lados.
Las atornillé con ayuda del destornillador eléctrico, mi nuevo gran amigo.
 
Y así es cómo de dos mesas lack que ocupaban mucho espacio he conseguido hacer una y más actual. La veo ideal para por ejemplo poner al lado del sofá con los cojines (siempre tengo unos cuantos guardados por si vienen amigos y nos sentamos por el suelo).
Peeeeero, en este caso le ha salido una novia a la mesita así que va para una de mis Marivís. Una mesa fashion para una chica fashion 😉

10 Comments

  1. Anónimo

    Para que aproveches las patas, hace tiempo vi un tunneo de un marco Ribba de 50 x50 x 4,5 cubierto por dentro de cápsulas vacías de Nesspresso de colorines (quedan por dentro del cristal) y con patas de lack para hacer una mesa de café monísima para el salón!!! Pruébalo!!!
    Suerte
    Adri

  2. Pepe Oliva

    A mi lo que me falta es eso, limpiarlas pa dejarlas blanquitas.
    Le daré con amoniaco, aunque mi madre es fan del Asevi, mira si es así, que para hacerme la ralla del pelo con la cuchilla, se la dibujaba con un lápiz de ojos, y ella después me la quitaba de la cabeza con Aseviiii!!! jajajaja.

  3. Beatriz Campillo

    Pues le has sacado bastante partido a las mesitas y me gusta el resultado y lo que más las ruedas, que tu haces como yo, buscar lo práctico en casa.
    Menudo regalazo has hecho, me apunto en la lista para la siguiente que hagas, vale?
    Un besazo Javi

  4. Mariu

    Estas mesitas lack del Ikea son como para ponerles un piso. Baratas y súper-tuneables.
    Muy chula tu idea, como siempre.
    No voy a preguntar cómo va el baño, por no presionar, pero que sepas que cada vez que abro tu blog, espero,… Bueno, no sigo, a ver si me vas a mandar los romanos a mi casa, a presionarme a mí con mis tuneos y reírse de mi poca habilidad… Ja, ja
    😉

Responder a Mariu Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *