Vamos a tunear el baño. Capítulo 2. EMPEZAMOS POR EL TECHO


Tal y como os prometí hoy toca post del reto “tunea tu baño”. Muchos y muchas me habéis escrito y comentado que os sumáis al reto, así que iremos despacito pero con buena letra. Agradeceré que las dudas las dejéis aquí en los comentarios, pues por e-mail es bastante engorroso 😉

En este capítulo atacaremos un gran problema en el baño de Villa Yonolotiraria: sanearlo y eliminar las humedades!
Cuando desglosé los puntos pendientes en nuestro tuneo sentí vergüenza al mostraros la cinta que lleva 14 años pegada, vestigio de los anteriores propietarios,  o las humedades, y en este post deseo y pretendo lavar mi imagen de cochinote. Así que al lío!

Este es el aspecto que ha lucido nuestro techo del baño desde que nos mudamos a la casa.
Tirando de internet he topado con una solución a las humedades.
Con agua y lejía! 
Esperaré a que Ana de Orgánicus me de su visto bueno para calificar de Eco esta opción a la hora de sanear techos.
Lo que he hecho es simple. 
Coger lejía (he optado por la densa) y mezclarla con un poco de agua (más o menos 3 partes de agua y una de lejía)
Quise probar en un rinconcito para hacer las fotos, era este:
 
Lo siguiente fue pan comido. Con ayuda del vaporizador iba tirando la mezcla por el techo.
Por si acaso dejaba actuar unos minutos, pero sin que llegara a secar. Supongo que dependerá de la temperatura, humedad y todas esas cosas, pero yo que soy muy de “a ojo” esperé 20 minutos.
Pasé una bayeta, que iba aclarando constantemente. He leído que las humedades son unos hongos, así que por si acaso me puse mascarilla (os he dicho nunca que soy hipocondriaco?)
 
No me lo podía creer, las humedades marchaban en un periquete. Adiós hongos, iros a vivir a un bosque y criad setas!
Así es como quedó el trozo de techo de muestra una vez limpio y sin vida en él:
 
Como voy faataaaal de tiempo ultimamente y esto de tunear el baño se ha convertido en mi hobby favorito esperé unos días antes de actuar de nuevo. Mientras tanto me consolaba imaginando que seguía la  batalla entre la lejía y los organismos, así que si esperaba 2 o 3 días tampoco pasaría nada.
Lo siguiente fue pintar.  Casualmente encontré en el sótano restos de la pintura con la que adecenté la cocina. Para mi sorpresa estaba el bote casi lleno, así que me bastaría para el techo del baño! Urra!
Además de ser especial para cocinas y baños es antihumedad, por lo que me venía como anillo al dedo.
 
Mirad que techo taaaaaaaaaan blanco quedó con 2 capas (una mía y otra de Josep, que implicado en la causa  también sacrifica sus Domingos)
Sigue sobrando algo, no? LA CINTA!
P*** cinta! me decía cada vez que la veía desde hace casi 5 años cuando nos instalamos en la casa. No tenemos vergüenza!
Así que tal y como me aconsejaron los chicos de Leroy pillé una rasqueta y recambios:
Y durante los siguientes días mi entretenimiento matutino antes de ir a trabajar fue el de rascar y rascar!
 
Y tras rascar y rascar…. a parte de tener un dolor de brazo que pa qué me quedó un techo así de blanco y reluciente!
 
Y también un suelo así de puerco! Así que cambié la rasqueta por la escoba y el recogedor, pero feliz por tener un techo taaaaaaaaaaan estupendo!
 
Durante este episodio una de las vigas sufrió un intento de decapado. Fue un desastre: un bote de decapante entero gastado y descubrimos que bajo las vigas hay una capa de….Fibra de vidrio??? Total que por mucho que decapemos las vigas tendrán esa fibra y quedan hechas un horror, así que mejor todo blanco, que de paso nos viene bien para ganar en “altura visual” que aunque en la zona de la bañera el techo es altísimo no es así en la otra parte (la del wc y el bidé).
Además os preguntaba por Facebook si bidé sí o bidé no y no he sacado ninguna conclusión, al principio todos decíais que lo sacara, pero los últimos comentarios abogaban por él… seguiré pensándolo!
En el próximo capítulo hablaremos de colocones, limpieza de baldosas y empezará el cambio radical del baño!
No sé si decir que será Miércoles que viene…. avisaré por Facebook! 
Aún no me sigues? ya tardas! Clicka aquí

27 Comments

  1. Darea

    Aaaaaaa!! Vente a arreglar mi casa!! Jajaja joer lo haces todo tan fácil! Quiero ser como tu jijiji. Fuera bromas! Tengo el mío hecho unos zorros, pero no puedo ahora meterme con el. Estoy picando las paredes de las habitaciones. Las quiero dejar a la vista, la piedra. Después me meteré en el baño, y ya tendré el tuyo de guía. Sobre todo por el tema de la humedad, que en mi casa nos sobra (casa de piedra, parte de delante, un pelin más baja que la carretera, así que imagínate!!), besiños!! Y sigue con el tuneo!! Eres mi ídolo jajaja

    1. Javi yonolotiraria

      Madre mía, pues lo tuyo es una obra faraónica! ni me planteo picar las paredes (alguna tengo de piedra también). Espero que cuando llegue el baño me cuentes cómo va, y sobretodo si te ha servido mi guía.
      Lo de las humedades…. bufffff, pasapalabra!

  2. Darea

    Por cierto! BIDÉ NO, jijiji…. Yo tengo dos baños, uno mini y otro que hice de nuevo. El viejo es el que me queda por arreglar, y en el nuevo ya no tiene bidé. Habiendo ducha, no lo veo útil…

    1. Javi yonolotiraria

      pues lola, la verdad es qeu complicado no es, laborioso sí, no lo negaré, pero buscando un ratito cada día la cosa se hace llevadera. Además al cambiarnos de dormitorio y baño por una temporada te puedes permitir tenerlo todo "empantanado".

  3. Marga

    Qué cambio!!!!!!

    yo dejaría el bidé, en casa no lo tenemos, pero en la del pueblo sí, y aunque parece que teniendo ducha no sirve para nada, te puedo asegurar que al final le damos uso, sobre todo en verano para refrescar y lavar los pies, sobre todo antes de ir a dormir, por mucho que nos duchemos en verano siempre andamos descalzos por casa y la terraza, así que nos viene fenomenal un último repaso antes de ir a la camita. Y también para poner en remojo cosas pequeñas o que con un meneo se salvan de ir a la lavadora.

    Yo personalmente teniendo sitio lo dejaría.

    Ya nos irás contanto cómo va la cosa.

  4. Veva Piñeiro

    Pero que bonitas las vigas en el techo!
    Por cierto, ¿por que no pintas el la baldosa del adonis con colores a lo "Andy Warhol"?
    A ver, se supone que el uso del bidé es para limpiarse las partes nobles después de pasar por el WC, y hombre, yo siempre he sido más de papel higiénico y me considero muy limpia! jejeje
    Si tienes poco espacio y vas a cambiar el suelo, yo lo quitaría.
    Un besiño

    1. Javi yonolotiraria

      jajajaaj, no te lo creerás, pero pensé en lo que dices de warhol, lo que pasa es qe con mis manazas seguramente sería más un "grito de Munch"
      poco espacio???? nooooooooo!!!! pero es por optimizarlo, ya que no me convence el bidé ahí tan arrinconado y lo veo algo anticuado…
      gracias por pasarte veviña!

  5. Pepe Oliva

    Solo con quitar la cinta, ya me gusta el baño!
    Así que no me quiero imaginar lo próximo.
    Colocones con productos químicoooo!!!! yuju!!!! Lo que me hubiera ahorrado yo en los 80`, jajajaja, es broma, yo como mucho, los edores del esmalte cuando me pinto las uñas. ;P

  6. Marta

    madre mia, pero si parece otro!!! yo creo que también me sumare a la iniciativa, pero en mi caso esta parte no hace falta porque el techo es de otro material y esta como nuevo. esperare impaciente la siguiente entrega!!

    un besito

    1. Javi yonolotiraria

      gracias! será un tuneo largo, así que serán varias semanas de post, me gustaría crear una guía de como tunear tu baño desde 0, con todos los paso a paso detallados.
      lo de los hijos…. ajajajajjaajja va a ser que mis niños son un poco raros (uno ladra y la otra maúlla, pasan del bidé, aunque no de la bañera 😉 )

  7. Beatriz Campillo

    Muy buen trabajo Javi, ya mirar el techo hace mucho verlo tan blanquito y aseado. Esto te dará ánimos para continuar con los siguientes pasos.
    Sobre el bidé yo nunca lo he tenido por falta de espacio pero sin duda lo veo muy práctico así que lo dejaría. Siempre estás a tiempo de quitarlo pero si lo soléis usar ni te lo pienses.
    Que tengas un buen fin de semana guapísimo.
    Un besote

  8. Mariu

    Qué blancura de techo! Hasta el romano está deslumbrado y mira hacia abajo… ¿o era que aún no habías barrido?… Jaja…
    No te envidio nada el curro que te habrás dado para quitar la cinta, que tenía pinta de estar casi integrada en la pared. Tendrás un brazo que ni Nadal… 😉
    Eso sí, te está quedando chulísimo. Espero ansiosa la próxima entrega.

    1. Javi yonolotiraria

      jajajaaj, muy bueno! el romano está avergonzado de lo feo que es, por eso no sabe ni a donde mirar! (aunque sí, creo que en el momento de la foto no había barrido aún).
      La cinta más que integrada estaba fosilizada en la pared, después de esta experiencia ya puedo ir a rascar mejillones de roca, ya verás que práctica, me río del brazo de nadal!
      gracias por pasar, mañana siguiente capítulo del reto!

  9. Limonerías

    ¿Fibra de vidrio en las vigas? ¡La leche! Con lo chulas que quedarían al natural…
    Sobre el bidé, ¿se ha usado alguna vez en los cinco años que lleváis en la casa? Y ahí tendrás la respuesta sobre qué hacer, aunque viendo que no hay problema de espacio y que quizá quitarlo da más problemas que dejarlo, pues tampoco pasa nada si se queda…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *