El tuneo de Carolina. Tunear un farolillo antiguo

Repito una y otra vez que la esencia de YONOLOTIRARIA  es la de recuperar, ahorrar y valorar lo que tenemos.
Hoy Carolina se ha animado a compartir un tuneo que ella misma ha hecho: ha recuperado un farolillo antiguo que ya de por sí era bonito. Mirad que curioso:

 Y aquí lo que me explica Carolina:

“Ahí va el paso a paso de mi farolillo.

Este farol de unos
24 cm. de alto ha dado mucho trabajo, pero el resultado ha sido altamente
satisfactorio.
En la mudanza de mi tía abuela apareció esta pieza tan
genuina.
Como véis al principio era una pieza de latón oxidado, lleno de
pintura en los cristales y la cazueleta para el aceite completamente
rota.
El primer paso fue quitar la cazueleta y repararla con silicona por
dentro y masilla epoxi por fuera.
Posteriormente limpié y lijé todas las
piezas para eliminar el máximo óxido posible.
Después le tocó el turno a
los cristales, con ayuda de disolvente y una cuchilla retiré pacientemente toda
la pintura de 60 años de brochazos descuidados.
Limpiar todo bien con
disolvente y cubrir todos los cristales con cinta de carrocero, como preparación
previa para dar un esmalte antioxido cobrizo, con efecto martilleado. Con dos
manitas de esmalte y mucha paciencia… Ahí está el resultado. ”

Por lo visto Carolina tiene buenas manos, ya que viendo su explicación ha tenido que tirar de paciencia y maña pero el resultado salta a la vista.
Si os ha gustado el tueno… animaros a comentarle la jugada a Carolina!!!
Y si lo que quieres es compartir tu tuneo con yonolotiraria escribe aquí :)

7 Comments

  1. Teresa Vilanova

    Carolina te ha quedado chulisimo y te lo as currado un monton y el color me gusto muchisimo!!!! Javi gracias por hacerme caso, que ilusion!!!! Pero vaya competencia tienes por aqui!!!.jeje

  2. Beatriz Campillo

    Enhorabuena Carolina por esa restauración tan especial y además tan bien hecha. El farolillo ha dado un cambio espectacular y merece la pena detenerse a restaurar y recuperar objetos tan antiguos y con tanta vida para que vuelvan a lucir bonitos.
    Me ha encantado el cambio y me alegro que lo hayas compartido con todos los que pasamos por aquí.
    Besos Carolina y otro para ti Javi, cuídate.

  3. Anónimo

    El farolillo, no parece el mismo. Desde luego paciencia ha tenido mucha. Como yo digo cuando un trabajo está bien hecho, siempre tiene sus dosis de paciencia .

    Enhorabuena Carolina.

    Un saludo de Llumnora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *