Mesitas re-tuenadas, pintadas en azul aguamarina

En la casa había una gran cama
antigua, de madera tallada. Era una cama especial, de color negro y
gastada, su aspecto tan tétrico que los anteriores dueños de la
casa la dejaron ahí y a las estancia la llamaban “la habitación
de Drácula”.
Nosotros sopesamos su belleza y su
antigüedad, y no solo no nos deshicimos de ella si no que decidimos
lavarle la cara. La pinté en blanco así haría el apaño en la
habitación de invitados, no me rompí mucho la cabeza y era una
solución un poco temporal. Creo que dejaré el tema de la cama para otro post.
Pero un día de camino a la tienda
aparecieron ellas junto a un contenedor:

 Ya puestos os contaré una anécdota que me sucedió con ellas: al abrir los cajones estaban llenas de….. JOYAS! Pendientes, anillos, cadenas, pulseras…. me sentí como un pirata al encontrar el bahul del tesoro y admirar el hallazgo. No me lo podía creer y me imaginé por unos minutos rico. Esos minutos en concreto fueron los que tardé en ir a una joyería a preguntar por el valor del kilo y medio de oro que tenía entre manos. La chica me miró raro y me hechó rápidamente de la tienda, era chatarra, chatarra de la mala añadió, de la que tiñe de verde la piel. Rojo como un tomate y disculpando mi ignorancia marché corriendo con mi chatarra, de la cual conservo todavía alguna cosa…

 
Siguiendo con las mesitas: Eran de estilo castellano así que con
la misma pintura que había utilizado para la cama le harían una
buena compañía.
No me maté mucho, pues hace un tiempo
la faena con la casa nos comía, y solo les dí imprimación y 2
capas de esmalte blanco.
Ya tenía el dormitorio apañado, repito que no me rompí el coco pensando.
Hace unos meses en plena fiebre
tuneadora me las miraba y remiraba cada vez que entraba en ese
dormitorio. Estaba bastante influenciado por la moda del azul
aguamarina y tenía unos botes de esmalte por el taller que me
guiñaban el ojo de vez en cuando.
No me lo pensé mucho y sacrifiqué las
mesitas de mi cuarto de invitados:
Lijé de nuevo el sobre de las mesitas,
dejando de nuevo al descubierto el color natural de la madera.
Con lija fina (300 y pico) lijé todo
el mueble quitando goterones del primer tuneo y de paso abriendo poro
para la nueva pintura.
Pinté con el azul aguamarina. Como
hice yo mismo las mezclas las pinté en la primera capa de un tono
que no me agradó demasiado (muy pitufo) y una segunda capa de un
color más verdoso que me gustó mucho más.
Así pues las mesitas tenían más
capas de pintura que Marujita Díaz , en total:
-2 de imprimación blanca.
-2 de esmalte blanco.
-1 de esmalte azul pitufo.
-1 de azul aguamarina.
Tanta capa podría parecer un
impedimento, pero a la hora de gastar cantos, esquinas y relieves con lija y lana de acero la sorpresa fue grata pues iba quedando un efecto
envejecido en tonos azules, blancos y madera que a medida que
avanzaba con la lija más me gustaba

Una vez pintado el cuerpo del mueble era la hora del sobre. Opté por dejarlo en color madera pero  un tono oscuro (diluí caoba con incoloro brillante, para no pasarme ). Fue en este tuneo donde descubrí el celofán papel film de cocina para mis trabajos, es lo más rápido y económico para proteger de salpicaduras indeseadas!.

Una vez seco el barniz (2 capas, y el tacto es finísimo, más que cuando las encontré en el contenedor) era la hora de quitar el film y admirarlas.
Tenían un aire a pasado, un poco rococó, así que los tiradores no podían ser menos pomposos. Mirando por la web de zara home topé con sus fantásticos tiradores y a un precio más fantástico todavía. 

 Y así es como han quedado. Lo último que hice fue darle un protector brillante por todo para reavivar el color azul y su tacto. Te gustan? Ya están disponibles!!!

Estoy enlazando este proyecto a la fiesta de enlaces “Tu
mejor proyecto 2012” del blog Personalización de Blogs

50 Comments

  1. MARIAJO

    Acabo de decubrir tu blog, he visto todas las entradas y me ha encantado, ya tienes una fiel seguidora, seguro que alguna idea te copio, las mesillas me gustaban blancas, pero aún más en ese azul aguamarina. un saludo.Mariajo.

  2. Casa Tiburcio

    Bueno, bueno, bueno, vaya historia la de las mesillas! Así que llenas de alhajas, que gracia! me imagino tu cara de poker al salir de la tienda, jajajaja. Aun así es divertido encontrar tesoritos en los cajones callejeros, no?

    Oye, que lo de pintar de blanco vale que no sea la sofisticación absoluta, pero es el tuneo más socorrido y siempre siempre da buen resultado. Pero… es que el resultado final es de lujo!!! Han quedado preciosas, muy muy chic, me encanta la combinación de aguamarina y madera, y los tiradores son monísimos. Enhorabuena!

  3. Pángala

    Si que me han gustado sí, y me alegro de este cambio porque en blanco no me motivaban mucho, lo confieso. Sin embargo ahora con estos colores y trabajo, y los detalles de los tiradores, te han quedado de tienda vintage de las caras, ya te digo. Enhorabuena

    missoluciones-pángala

    1. Pángala

      Pues es lo que pasa con estas cosas, te comprendo: si lo compras en una tienda de objetos de China, mal hecha, y destartalada, te cuesta un huevo (perdón), y parte del otro; pero si se ha hecho con cariño, y como pieza única, entonces… ¡qué te voy a decir!, la vida no es justa, así que pásate por missoluciones-pángala que tienes una cosita 😉

  4. Lorena-Amor por la decoración

    Parecen otras!! me gusta mucho el color que has elegido y en combinación con el sobre barnizado, queda chulísimo!! me gusta también la idea de los tiradores diferentes de aire romántico, suavizan las lineas toscas que tienen estos muebles castellanos.

    En definitiva, que te las van a sacar de la smanos, porque son ideales.

    Besitos.

  5. Rosa

    Buenas!! He visto tu enlace en la fiesta de enlaces de Personalización de Blog y me encanta tu blog!

    La verdad es que me ha gustado mucho tu post, esta recuperación de muebles es magnifica!! Mi blog es de cositas hechas por mi de ganchillo, trapillo, bisuteria, espero que te guste si lo visitas!

    Te añado como blog para seguirlo!

    Un beso!
    Rosa
    http://rosablogstyle.blogspot.com.es

  6. Pat

    no-me-puede-gustar-más!
    qué pasote! yo estoy empezando a acumular algún mueble porque sé que llegará mi momento para empezar a hacer cosas de éstas, previo aprendizaje, claro… Las mesitas han quedado fenomenal, me gusta el color, el acabado, los tiradores… todo!
    Acabas de ganar una fiel seguidora, majete!

    Pat.

  7. Noemí

    Me ha encantado el post y con historia incluida!!!Me encanta el color de las mesitas y los tiradores son monisimos. Acabo de conocer tu blog gracias a la fiesta de enlaces de personalización de blogs.Me quedo de seguidora un besito.

  8. BabyCatFace

    Me ha encantado este tuneo y como lo has contado, lo de la chatarra una gran anécdota, a mi me hubiese encantado sentirme pirata por un instante también.
    El acabado tan romántico me ha parecido estupendo.
    Voy a seguir cotilleando que sospecho que este blog me va a encantar. Blanca nos ha puesto muchos deberes…
    Por cierto conoces el programa "cazatesoros"? Me encantaria ser una de ellos y como vosotros, no sólo no tirar sino rescatar de un futuro incierto estas piezas para darles una nueva vida, como vosotros.

    Besos gatunos.

  9. SomethingSweet

    ohhh!! Que pasada! En blanco eran preciosas pero es que ahora han quedado increibles!Como me gusta ese color,los tiradores…todo!! un magnifico trabajo!!
    Por aqui me quedo!!
    xxxxx

    pd. Vengo dese Fiesta de Enlaces
    pd2. Me encanta el nombre del blog!

  10. Natalia

    Chico, había visto caso todas tus obras, pero ésta no. Y me encanta!! Tengo un mueble de recibidor igual que las mesitas. Más alto, más ancho y con puertas en los bajos. Tenía pensada la misma idea para tunearlo (pero en blanco). Un día vi algo parecido en Decogarden. Pero el color que tú le has dado me mola más. Y lo que más me ha gustado, han sido los tiradores. Nada que ver uno con el otro, pero quedan genial!

  11. Anónimo

    Me encanta lo que haces con los muebles viejitos, me entran ganas de hacerlo a mi..parece hasta fácil…lo que no me queda claro es que clase de pinturas utilizas ( cual me recomendarías) y el tipo de barniz. Te seguiré visitando.

  12. Anónimo

    Hola soy Loli, estoy disfrutando del canto de las cigarras a la sombra de varios pinos que tienen por lo menos 60 años en la casa de la huerta de mis padres en Cehegín, Murcia, soy nueva en esto de añadir comentarios, pero es que esto me ha encantado, me encanta la sencillez de la página, pero aún así tiene diseño, y es bonito, me encanta como describes todo, se nota que te encanta lo que haces, porque lo trasmites a traves de tus palabras.
    Tengo un perchero que se parece mucho al que has tuneado, posiblemente esta tarde empiece a lijarlo, ayer junto con mis dos peques estuve hasta tarde intentando colocarle las patas que mi padre ya le había hecho de todo y no pudo con el, a mi se me ocurrió arreglarlo de una forma diferente pero funcionó, ya te contaré cuando lo termine cómo ha quedado.
    Un saludo y enhorabuena por tu trabajo global, fantástico.
    "Esto de la internet es la leche"

Responder a Noemí Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *