La princesa y el hipopótamo

Tarta de pañales para una princesa.


Esta vez la entrada no va de reciclaje, si no de una manualidad que por su sencillez he creido interesante enseñaros:

 Ayer una princesa entró en mi vida. No lo hizo por sorpresa, de hecho llevábamos días esperando a que se dignara a venir.
Como buen previsor que soy le preparé un regalito, quería que fuera original, útil, barato y personalizado, así que se me ocurrió que una tarta de pañales (últimamente he visto alguna que otra, verdad Tania?) sería el detalle perfecto para darle la bienvenida a la pequeña (aunque luego ha resultado no ser tan pequeña) Paula.
Debo reconocer que me sentí observado mientras bajaba nervioso del coche con ella en manos, camino al hospital, cruzando la calle con el semáforo en rojo y escuchando el bocinazo de un coche de fondo. Llegué con ella a salvo hasta el hospital, y en el ascensor me sentía más observado todavía, al final  una señora me miró y me dijo: -“muy original” . No sé si me avergonzó o enorgulleció, pero me hizo explicarle qué era y jurarle que la había hecho yo. Así avancé hasta la planta cuarta, crucé todo el pasillo veloz y la dejé en la mesita de noche de la habitación. La coloqué, la miré, la puse de cara a la puerta, luego a la cama, luego de nuevo a la puerta… y mientras hacía el bobo con ella me dije a mi mismo: -Mierda, tira al paritorio que van a salir y tú aquí perdiendo el tiempo.
Y sí, llegué a tiempo de ver a la pequeña Paula.
Horas más tarde cuando llegarían a la habitación me llamó la mamá contenta.

Así que desde hace unos días tenía preparada esta cosita para ella, pero os voy a mostrar un DIY o paso a paso de como la hice.
El material que he empleado ha sido:
– Una bandeja de papel de los chinos. Ya vienen con su blonda y todo.
– Celofán rojo (no es necesario, pero yo lo tenía) y celofán transparente (en mi caso lo encontré con unas florecillas rosas que venían perfectas para lo que quería)
– Un rollo de cartón (de papel de cocina o un poco más largo, este es de un papel de regalo). También se pueden juntar 4 de papel higiénico con un poco de celo.
– 2 paquetes de pañales.
– Gomas elásticas.
– Cinta de tela.
– Regalitos varios: chupete, baberos, biberón, pomadas, gasas, aceite corporal, termómetro….
– Un peluche pequeño.
– Celo
– Unas pinzas decoradas

Así que…. empezamos!

Primero de todo hay que sujetar el tubo de cartón a la base. Con esparadrapo de papel queda bastante sujeto.

Hacemos un agujero en la blonda y en el celofán para pasarlos por el tubo y tapar el pegote de esparadrapo de la base.

– Lo introducimos con cuidado que no se rompa, y tiene que quedar algo así.

– En este caso utilicé pañales de 2 marcas por una razón: Los de mercadona son perfectos para la última capa (la que se ve) por que son blancos completamente. Los dodot son de mejor calidad.  Así que los que no se ven por que quedan escondidos son Dodot.

-Con paciencia vamos enrollando los pañales uno a uno (mejor con gomas blancas, pero yo no encontré). Los enrollamos dejando los elásticos en la parte interior, así quedan más blanquitos.

-Empezamos a colocarlos alrededor del tubo, cuando tenemos unos cuantos los sujetamos con una goma entre ellos, si no es un cachondeo ver como se caen cada vez que te das la vuelta.

-Cada vez que tengamos un piso hecho lo amarramos fuerte con la cinta. yo fui dejando regalos por todo el pastel, tanto a la vista como escondidos. Cuando ya tuve los 3 pisos terminados tuve que quitar algún pañal para que me cupiera algún babero… es cuestión de quitar un pañal y sustituirlo por el objeto.

 – Una vez los pañales montados es el momento de los detalles. Corté el sobrante del tubo de cartón y puse el peluche (gracias al código de barras que lleva en el culete lo pude sujetar al tubo). Hice unos lazos bonitos con el lazo sobrante y los enganché con unas pinzas coloridas.

 – Esta sería su presentación final, con el celofán que protege el conjunto y un nuevo lazo cerrándolo.

Y aquí está ella, la princesa de la familia con su tarta al lado. Espero que haya sido de su agrado, y si no por lo menos del de su mamá. 

6 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *