Esos cuadros me los hago yo

Muchas veces tenemos un rincón vacío o una pared desnuda.
Con mi filosofía de no gastar euros decidí que la pared de detrás de la mesa la iba a vestir con algo mío.
Fue cuando fuimos a cenar a un restaurante nuevo cerca del trabajo cuando la vista se me fue a la pared  del final de la sala. No pude evitar fijarme una y otra vez. Eran unos cuadros muy simples, un fondo liso y una circunferencia en relieve de otro color. La cabeza me echaba humo. “Esos cuadros me los hago yo” me decía una y otra vez.

Así que esa misma semana fui a por unos lienzos, pintura en spray y barras de cola termoadhesiva (o silicona caliente como la llamo yo).
Aquí tenéis el DIY:

-Tiras harina (sí, harina de cocina, sirve cualquier otro producto que evite que se adhiera la cola a la superficie, como yeso, cemento….)

-Dibujas una circunferencia, en mi caso recurrí a una palangana antigua. La coloqué boca abajo y retiré el sobrante de harina del borde con los dedos.

-Y queda una circunferencia de harina en la superficie en la que vamos a trabajar. En mi caso es en el banco del taller que ya está preparado para estas cosas, pero supongo que se puede hacer sobre un cartón perfectamente.

– Con la pistola empiezas con el contorno, así luego es más fácil ir rellenando lo que será la circunferencia.

-Y sigues rellenando, trazos rectos o curvos, como prefieras, con paciencia, cuantos más trazos más sólida quedará.

-Terminada queda así.

– Se quita la harina (yo tenía el compresor a mano, pero soplando también sirve y de paso ejercitas los pulmones). Con ayuda de una rasqueta, paletilla o lo que tengas la despegas de la superficie.

-En esta ocasión hice 3 veces el proceso, para hacer 3 cuadros distintos pero que conjuntaran.

-El último paso es pintar, tanto lienzos como circunferencias. Yo lo hice con spray, combinando con verde y marrón, un lienzo lo dejé en blanco. Pegué las figuras con unas gotas de cola tipo super-glue al lienzo.
Este es el resultado.

Estos están en mi casa, combinan con el comedor por los colores que tienen.
La sorpresa fue cuando una amiga me pidió unos cuadros para su casa, tenía un rincón junto al ventanal vacío y había pensado en mí para llenarlo.
Los suyos son más grandes, y en este caso optamos por el color naranja y marrón oscuro, como los detalles de su comedor y color de muebles. Y así quedaron. Estoy orgulloso de como quedaron, además van perfectos de tamaño y dan color a un rincón hasta entonces vacío. Gràcies Asun!

23 Comments

  1. Alexandra Costa

    Javi!!! Qué pasada!!! M'encantan todos los proyectillos que vas haciendo y publicando!!!
    Aay si te viera Sor Esperanza!!! jajajaja!!!! Siempre habias tenido manilla pa estas cosas!!!! Mucha suerte y Feliciidades crack!!!!
    un besazooo*

    1. Emérita desastre

      Muchas gracias… la verdad es que yo también soy de l@s que tienen Síndrome de Diógenes, eso sí renovado. Y por supuesto comparto la filosofía de no tirar y reciclar. Quizás las multinacionales no ganen mucho con nosotros pero sí el planeta que es lo que cuenta.
      Besos.

  2. Anónimo

    Hola, una pregunta:

    ¿No sería posible hacerlo directamente sobre el lienzo? Así se evitaría la harina y el paso de despegar y volver a encolar sobre el lienzo… ¿Cómo lo ves?

    Saludos.

    1. Anónimo

      posible sí es, claro, pero para que quedara bien pintado (la silueta de un color y el lienzo de otro) tuve que hacerlo por separado. Otra cosa es hacerlo directamente y luego pintar la forma de silicona a pulso.

  3. SONIA

    Hola!
    Desde que vi esta entrada en tu blog, le estaba dando vueltas, me animaré, no me animaré y al final me animé y los hice para mi habitación, en naranja, marrón y blanco. No son muy dificiles, me diverti mucho y tuve una pequeña quemadura con la pistola pero son gajes del oficio, jaja..
    Cuando lo cuelgue en el blog te aviso por si los quieres ver y dar tu visto bueno.
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *