insignia facilisimo

30 de agosto de 2012

Cuadro con un marco de los saldos...


El cuadro del comedor con una puerta de cristal de ikea.



En Ikea la gente entra, pasea por la exposición, baja a la tienda y luego pasa por el almacén antes de pagar e irse.
Nosotros entramos y directos al almacén. En Ikea Hospitalet (Bcn) junto a las cajas hay un pequeño paraíso, normalmente desordenado, con pasillos tan estrechos que te vas dando codazos con otros que como tú buscan la ganga, esa es la zona de… LOS SALDOS.
Muchas veces no encontramos nada, pues lo que hay ahí suele estar hecho polvo tras haber sobrevivido a una exposición en tienda o directamente roto, pero a unos precios  mucho mejores que en el catálogo.
La mayoría de baldas Lack que tengo en casa son de ahí, y compradas por 3 euros.
Al grano: un día me dio por mirar en una sección de los saldos que nunca había llamado mi atención, un montón de puertas de armario apiladas, todo un popurrí de colores, medidas y diseño: de cristal, de madera maciza, chapado… y una especialmente me llamó la atención.
Esa puerta en cuestión era marrón oscuro, un marco rectangular sin ningún cuarterón. El cristal estaba perfecto y la madera solo tenía una pequeña marca en una esquina. Era como la siguiente pero sin el listón central.
Hacía unos días habíamos montado el comedor y encima del sofá quedaba un hueco entre 2 lámparas y ese marco tenía toda la pinta de encajar ahí. Sin pensarlo mucho la cargamos y la sorpresa fue al llegar a caja: costó 6 €!!! (En catálogo 50€)
En llegar a casa, medimos y... ENCAJABA.


El trabajo fue fácil, con cinta de carrocero tracé unas líneas todo lo largo del cristal.
Con las pinturas que me sobraron del comedor fui pintando (marrón de las vigas, verde y blanco de las pareces y negro forja de la barandilla). Al quitar las cintas se levantó un poco la pintura, pero las rayas desiguales me gustaron y decidí no repararlo.
Le pusimos 2 hembrillas para colgarlo.
En la esquina levantada el defecto era mínimo, se veía un poco el color de la madera, así que rotulador permanente en mano lo disimulé.
Una vez colgado se veía demasiado soso, ya que donde había encintado se veía la pared de fondo, así que con papel de aluminio hice una franja de punta a punta.
Este es el resultado, a mí me encanta, y como siempre, un cuadro económico y único!



4 comentarios:

  1. Me encanta la crónica. A mi me pasa igual:

    - No puedo ir a Ikea sin dejar de visitar los saldos. Ahí compré mi sofá 100 euros más barato. Y algún retal de tela siempre cae.

    - Compro por impulso, a veces encajan las cosas, otras no... pero las corazonadas no me suelen fallar.

    - Me gusta tu sinceridad al contar los inconvenientes que van surgiendo en el tuneo, jejeje.

    El cuadro está muy chulo. De un plumazo ha quedado la pared muy vestidita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. juju, nos siguen las coincidencias!
      La pared está fantástica, modestias aparte fue un gran acierto!

      Eliminar
  2. tienes razón, efectivamente ha quedado genial.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...